¿Cómo preparar Pan de Muerto?

¡El pan de muerto una de las recetas más deliciosas de las tradiciones mexicanas!

El pan de muerto es sin duda uno de los componentes esenciales en cualquier altar para honrar el día de muertos. No solo por su sabor delicioso, también por su simbología, la cual nos remite al México más ancestral.

Según algunos registros, en los rituales del sacrificio humano, los Aztecas, solían sacar el corazón y aún latiendo lo ponían en una olla con amaranto, después el sacerdote que encabezaba la ceremonia mordía el corazón en señal de ofrenda.

Muchos de los ritos aztecas de sacrificios humanos fueron la base del pan de muerto

Cuando los españoles conquistaron el imperio prohibieron se tipo de sacrificios por lo que decidieron simbolizar el acto creando un tipo de pan de trigo que bañaban en azúcar pintada de rojo. Tal vez en ese momento nació esa actitud del mexicano que se burla de la muerte, que la desafía mientras se la comen.

Hay otros estudios en donde se narra la elaboración de un pan compuesto por semillas de amaranto molidas y tostadas, mezclado con la sangre de los sacrificios que se ofrecían en honor a Izcoxauhqui, Cuetzaltzin o Huehuetéotl.

¡El pan de muerto, raíces del México ancestral!

Sin mayor preámbulo – por que un poco de historia siempre cae bien al hambre – les compartimos esta deliciosa receta, cortesía de nuestros amigos de Kiwilimon, para crear tu propio pan de muerto al estilo tradicional.

Recetas para preparan el pan de muerto tradicional

INGREDIENTES

250 gramos de harina – 60 gramos de azúcar – 5 gramos de sal – 5 gramos de levadura seca – 50 gramos de mantequilla – 2 piezas de huevo – 25 mililitros de leche – 1 pieza de limón – 1/2 pieza de naranja – 1 cucharada de esencia de azahar.

PREPARACIÓN: Precalienta el horno a 180 °C

  1. Forma una fuente con el harina, la levadura, la sal, el azúcar, la mantequilla y los huevos. Amasa hasta ligeramente.
  2. Agrega la esencia de azahar, las ralladuras y la leche. Amasa hasta que esté tersa, elástica y no se pegue en los dedos. Deja reposar en un lugar tibio hasta que doble su volumen.
  3. Reserva una parte de la masa para formar los huesos. Forma bolitas con la masa restante y colócalas en una charola previamente engrasada y enharinada.
  4. Con la masa que reservaste forma rollitos de masa y con ayuda de los dedos forma los huesitos, coloca sobre los panes que formaste y sobre estos una bolita pequeña. Deja reposar hasta que esponje.
  5. Barniza con huevo y hornea de 25 a 30 minutos. Retira del horno y barniza con mantequilla fundida y espolvorea con azúcar.
TIEMPO: 120 min / PORCIONES: 12

¡Disfruta esta receta de pan de muerto! ¡Compártela con tus vivos y difuntos!

Comentarios de Facebook