5 datos curiosos de José Alfredo Jiménez

¡José Alfredo Jimenez, uno de los máximos compositores de la música mexicana!

José Alfredo a los 7 años, en 1933.

Prácticamente todos los mexicanos podemos relacionarnos con la música de José Alfredo Jiménez. Sus canciones tienen ese toque de mexicanidad que provocan una conexión con nuestra cultura, como si tuviera sentido escuchar esa melodía y  saber que te representa.

Durante una carrera de varias décadas, José Alfredo, conmovió a las masas con composiciones que se quedaron grabadas en el colectivo mexicano, Caminos de Guanajuato, Serenata Huasteca, Si nos dejan, Te Solté la Rienda, El Rey, La Media Vuelta, por mencionar algunas, son canciones que crearon una identidad.

Su obra es un grato ejemplo de como la mexicanidad expresa su entorno y le canta a sus raíces, a su manera particular de ver el mundo.

Un artista en toda la expresión de la palabra, de esos que sienten y materializan emociones, realidades, fantasías y tristemente demonios, en este caso en la forma de alcohol.

A continuación les compartimos cinco datos sobre la vida de José Alfredo Jiménez: 

1.- Nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato, cuna de la independencia, en 1926. De niño lo apoyaban el “Fello”. Ya como artista famoso se le llegó a conocer como “El As de la Música Ranchera”, el “El Patrono de las Cantinas”, dado su gusto por la bebida, entre otros.



2.- Tenia habilidad y buen físico por lo que llegó a destacar en el fútbol de la primera división mexicana, con 18 años jugó en el club Oviedo y el Marte.

José Alfredo Jiménez alineando como portero a los 18 años

3.- José Alfredo Jiménez fue mesero en el restaurante yucateco “La Sirena”, por el rumbo de San Cosme, en la Ciudad de México. Ahí mismo cantaba con el grupo Los Rebeldes. Un día lo vio en vivo Andrés Huesca, famoso exponente del son jarocho, quién le grabó la canción “Yo” y lo encaminó a la fama.

José Alfredo Jiménez y Los Rebeldes, su primer grupo.
José Alfredo Jiménez y Los Rebeldes, su primer grupo.



4.- José Alfredo y Chavela Vargas eran muy amigos de vida y de juergas, por lo que se ponían unas buenas borracheras, generalmente en el Salón Tenampa de la mítica Plaza Garibaldi. Ya bien entornados se acompañaban a dar serenatas a las conquistas amorosas de ambos, a veces cantaba la chamana, aveces José Alfredo.

José Alfredo Jiménez y Chavela Vargas de fiesta

5.- Es uno de los compositores mexicanos más prolíficos en nuestro país, escribió más de 1000 canciones. Gracias a él se consolidaron grandes interpretes como Pedro Infante, Lola Beltrán, Lucha Villa, Miguel Aceves Mejía, etc.

José Alfredo Jiménez, creador de estrellas

Así fue esta gran personaje, un creador de melodías y mexicanidad. Lástima por su vicio alcohólico, tal vez lo hubiéramos podido disfrutar más, pero que grande fue, sin duda siempre el rey.

¡José Alfredo Jiménez, un mexicano demostró el alma de nuestra cultura mexicana!

Comentarios de Facebook